DROGAS

Crímenes de Drogas Abogados en Fort Myers, Florida

La ley de Florida es una de las más duras del país en cuestión de cargos por drogas, y los jueces en el Condado de Charlotte y en el Condado de Lee los ven con mucha seriedad. La Oficina del Abogado del Estado, utiliza todos los medios a su disposición -lo cual también incluye la ley estatal y federal- para para para procesar estos casos en forma enérgica.

Bajo la Sección 893.13, de los Estatutos de Florida, es ilegal vender, producir, o entregar,
sustancias de tipo controlado. Asimismo, La ley de Florida prohíbe el simple hecho de tener drogas consigo/ en posesión, el asociarse delictivamente para cometer delitos relacionados a las drogas, el tráfico de drogas, y el conducir bajo los efectos de las drogas. Los cargos por drogas se aplican no solamente a sustancias estupefacientes ilícitas, sino que también incluye tanto el uso como el tener en posesión no autorizada, un medicamento que requiere receta médica, marihuana de uso médico, e inhalantes de sustancias químicas.

Los cargos por drogas en Florida, dependen principalmente de tres factores: el tipo de droga
en particular, la cantidad de droga de que se trate, y la presencia de circunstancias agravantes.

El Tipo de Droga:

Bajo la Sección 893.03 de los Estatutos de Florida, las drogas se clasifican en cinco “categorías” o ” clases”. A un extremo del espectro, se encuentra la categoría 1, que incluye drogas como la heroína, con un alto potencial para el abuso, y sin valor medicinal. Al otro extremo del espectro, se encuentran las de Clase/Categoría 5, que incluye drogas con el más bajo potencial para el abuso, como el Robitussin AC. Se considera que muchas drogas tienen tanto un genuino valor medicinal, como un potencial significativo de dependencia, y por eso se clasifican entre las categorías/clases 2, 3 y 4. Mientras más elevada sea la categoría/ clase a la que pertenece la droga; más se restringe, y al estar más restringida también se sanciona penalmente en forma más severa.

Cantidad de Droga:

En Florida, se considera delito serio, tanto la Producción de drogas, como la Posesión con el Propósito de Venta. Frecuentemente los cargos son menos serios, si la posesión de la droga es para uso personal. En este mismo sentido, la posesión cantidades pequeñas de ciertas drogas, conlleva sanciones penales menores que si se tratara de grandes cantidades. Aunque existen excepciones a ambos enunciados. Se pueden imponer sanciones penales Muy Fuertes , por el simple hecho de la tenencia/posesión de una pequeña cantidad de ciertas drogas/ sustancias, que se consideren altamente peligrosas como Io es el Fentany. Adicionalmente, la simple posesión de una droga puede ascender a un cargo por tráfico, si la cantidad es suficientemente grande. Bajo la sección 893.135 de los Estatutos de Florida, toda persona que a sabiendas venda, compre, produzca, entregue o introduzca drogas al estado, o toda persona que se encuentre en posesión de más de cierta cantidad de droga, se le puede acusar de Trafico de drogas. Bajo la Sección 921.142, delos Estatutos de Florida, se considera que el tráfico de cocaína, o de opiáceos en particular, representa un grave riesgo de muerte, o peligro para la sociedad. En consecuencia, esta sección establece la regla de que el menosprecio negligente de la vida humana, esta implícito en el tráfico de opiáceos o cocaína, que se lleva a cabo a sabiendas. Esto significa que un jurado puede concluir que las personas que trafican opiáceos o cocaína, actúan dolosamente, mostrando indiferencia, o menosprecio por la vida humana. Bajo ciertas circunstancias, el jurado puede imponer pena de cadena perpetua, o incluso la pena de muerte.

Circunstancias Agravantes:

En el condado de Lee y en el condado de Charlotte, los fiscales pueden imputarle un delito serio a un acusado, toda vez que un delito por drogas involucre uno o más factores agravantes, incluso si el delito subyacente de posesión de drogas fuese por sí mismo, un delito menor. Un factor agravante puede ser que la persona que comete el delito sea un delincuente reincidente. Otro factor agravante pudiera ser, si el delito ocurrió en un lugar donde pueda haber niños presentes, o cerca del mismo; como una zona escolar, piscina pública, cierto tipo de edificios públicos, unidades habitacionales, o transporte público. la comisión de un delito cerca de las instalaciones de un centro de tratamiento, también se considera como un factor agravante. Finalmente, las sanciones penales se incrementan sustancialmente, en cualquier momento que el delito involucre el uso de un arma de fuego.

Dependiendo del tipo de droga de que se trate, y de las circunstancias particulares del delito, las sanciones penales a delitos por drogas, pueden incluir multas, programas de tratamiento obligatorios, suspensión de la licencia de conducir, pena de cárcel, y libertad condicional probatoria, por ejemplo; solamente por poseer marihuana que pese una onza o menos, queda sujeto a $100 dólares de multa y confiscación de la droga. Sin embargo, un cargo adicional por intento de distribuir cualquier cantidad de marihuana, puede resultar en multas de hasta $5000. Dólares, y hasta 2 años en la prisión. Los delitos de distribución se procesan como “tráfico de drogas”; un delito serio de primer grado que poder resultar en un amplio rango de sanciones penales, llegando a un máximo de 30 años. Un delito que se procesa como posesión con fínes de venta, es un delito serio de tercer grado, que puede resultar en una penalización máxima de hasta 5 anos de prisión, y $5000, dólares de multa. Una condena por un
delito serio de segundo grado, puede resultar en un plazo de encarcelamiento de hasta 15 años, y hasta $IO,OOO dólares de multa.

Aunque en Florida las leyes sobre drogas pueden ser complicadas, y la penalización severa, existen varias defensas que pueden estar a disposición en cualquier caso dado. Primero, es común que los casos por drogas surjan del registro y confiscación de sustancias ilícitas, que hace un agente de la policía. Si el agente de la policía que hizo el registro, no tenía ya sea motivo fundado o consentimiento para llevarlo a cabo, o si el registro era injustificado, entonces las pruebas obtenidas del registro se pueden excluir en el tribunal. Lo cual quiere decir, que se pueden reducir e incluso desestimar los cargos relativos a esas pruebas. En casos de marihuana en particular, es importante saber que en el presente, se cuenta con nuevas leyes que regulan al cáñamo y la marihuana, de tal modo que a menos que el agente de la policía hubiera tenido algún otro motivo adicional al simple olor a marihuana; el olor por sí mismo no es suficiente para que se lleve a cabo el registro/búsqueda en todo el vehículo, y por lo tanto toda prueba hallada así, deberá de excluirse (suprimirse)

Otras defensas potenciales en casos por drogas pudieran ser: la posesión conjunta, el engaño, el desconocimiento, el tener una coartada, y el contar con una receta médica. En el Condado de Charlotte y en el Condado de Lee, también hay alternativas al encarcelamiento, las cuales están disponibles en caso de un delito menor o uno serio, a aquellos infractores de primera vez. Tales alternativas puede que incluyan el cumplimiento de un programa supervisado, que puede resultar en la desestimación de cargos, si se cumple con éxito. El Condado de Lee y el Condado de Charlotte, también cuentan con un “tribunal de drogas” activo y eficaz. El tribunal para casos relativos a delitos serios por drogas, es un programa de tratamiento integral y supervisado, para personas dentro del sistema de justicia penal, que tengan problemas de abuso de sustancias. El programa esta designado para desviar estos casos del sistema judicial tradicional, al mismo tiempo que se ayuda a los acusados a recuperarse de la adicción al alcohol o a la droga, permanecer en recuperación, y a ser miembros productivos de la sociedad.

Un abogado puede preparar una Defensa Eficaz cuando se trata de casos penales que involucren cualquier tipo de sustancia controlada de diversas formas. El abogado requiere abordar en forma individual y exhaustiva cada caso en particular, lo cual incluye una investigación completa de los cargos/ acusaciones para determinar la mejor estrategia para el caso. Es posible que usted o alguien que usted conozca, esté en peligro de enfrentar SERIAS sanciones penales, si se le esté investigando, o si está acusado de un delito por drogas en Florida, a lo cual se suma la pérdida de empleo, y el daño a la reputación. Elegir un abogado que solo ” de vez en cuando ” trabaje en casos por drogas, lo pone a usted en una posición precaria. Usted necesita contratar a un abogado penalista con el talento y la experiencia en la defensa delitos por drogas, alguien que tenga una trayectoria de éxito comprobada en la defensa de cargos por droga en el Condado de Charlotte y en el Condado de Lee. Llame a ROBERT FOLEY para una consulta inicial gratuita. El abogado habla Español

Have A Case?

Contact us Today!